Contrato Didáctico/ Manifiesto

DISEÑO
El diseño en comunicación visual es una práctica discursiva que forma parte del conjunto de discursos sociales. Así, un saber constitutivo de esta disciplina, es el saber cultural.
El diseño en comunicación es una disciplina proyectual, y como tal está implicada en la prefiguración del mundo, por lo cual también el saber técnico es constitutivo del diseño. Diseñar es conversar reflexivamente con una situación.
 
TALLER
Consideramos que el taller debe ser un espacio real de retroalimentación teoría/ práctica. La metodología de la cátedra se fundamenta en esta convicción. Los proyectos son medios para hablar de problemas de diseño, por eso focalizamos la corrección sobre temas de diseño, y no en trabajos individuales.
El entusiasmo multiplica las capacidades académicas.
Es tan importante la verosimilitud de los problemas a resolver como la apertura de espacio para las búsquedas experimentales. La experimentación es un recorrido que puede conducir al encuentro de soluciones insospechadas y en este sentido su ejercicio debe ser permanente, como entrenamiento mental y sensible.
Los docentes son guías/orientadores en la conversación que propiciamos establecer entre los alumnos y sus proyectos u objeto de estudio.
Aprender a diseñar es aprender a responder a una situación de la manera más pertinente para la resolución de un problema. Sabiendo que esa solución es una entre muchas posibles.
Escuchar y respetar al otro en el sentido más profundo de estos términos, es una premisa de la cátedra. Escuchar la propuesta del alumno implica orientar el proceso de diseño desde la subjetividad del que lo produce y no desde el docente. El seguimiento de los proyectos se realiza grupalmente. El trabajo grupal enriquece la conversación con la situación, al tiempo que propicia aprender a escuchar al otro, valorar posiciones y trabajar cooperativamente.
El Taller C es una cátedra vertical, por lo cual se considera un solo taller tanto en su marco teórico como metodológico, más allá de su estructura de niveles, de primero a quinto año. En este sentido, en los primeros años, nos interesa más el proceso que el resultado. Gradualmente, en los niveles superiores, se considera más el resultado que el proceso.

UNIVERSIDAD
Como cátedra de una universidad pública, sentimos la responsabilidad de formar profesionales comprometidos con la tarea de hacer una sociedad mejor más justa donde vivir y crecer.
La práctica profesional y la docencia son actividades que se retroalimentan. En este sentido, propiciamos que los docentes de la cátedra trabajen como diseñadores, y que los alumnos se inserten en el mundo del trabajo tempranamente. Tanto desde los temas como desde propuestas extracurriculares, generamos espacios de comunicación entre nuestra práctica y el contexto sociocultural, considerando que este contacto es ineludible para formar mejores diseñadores pero sobre todo, mejores personas.