OTRO MUNDO ES POSIBLE

Sobre El maizal en Taller C

La palabra honestidad sobrevoló la charla que con tanta dedicación brindó la cooperativa de comunicación El maizal a les estudiantes del Taller C en el marco del ciclo ¡Ahhh!, que propicia el diálogo de alumnes de los primeros años con graduades que han elegido opciones no convencionales para el desarrollo de su vida laboral.

Lejos de la reivindicación del emprendedorismo desde la perspectiva liberal, que lo promueve fundándose en la meritocracia, el “sálvese quien pueda” y la “amistad con la incertidumbre”, la reunión con El maizal fue un encuentro con quienes transitan el camino de las economías solidarias como alternativa para la dignificación del trabajo y las reconstrucción de las relaciones entre las personas.

Gera, Bea, Gala, Cata y Duni hablaron de solidaridad, de confianza, de libertad, de trabajo colectivo, de dignidad, de cooperación, de reciprocidad. Todos ellos valores propios de la economía social, en tanto práctica que recrea las relaciones humanas y reconstruye el tejido social, a contrapelo de los ideales promovidos por el mercado a través de los medios de comunicación masivos: la competencia y el individualismo.

El maizal nos dijo que otro mundo es posible, porque mostró que:

– Trabajar en diseño inscribiéndolo en una “cooperativa de comunicación” es pensarlo desde una mirada transdisciplinar que enriquece, aporta más profundos sentidos a lo que somos capaces de producir.

– La calidad de un proyecto se potencia cuando en él se ponen en diálogo varias perspectivas, disímiles miradas y el aporte de subjetividades otras.

– La autogestión está directamente relacionada con la libertad: podemos elegir el curso de nuestra vida laboral a partir de nuestros valores y creencias.

– Se la pasa mejor trabajando juntes.

– Elegir el cooperativismo implica también otras elecciones que van en el mismo sentido de la construcción de un mundo mejor. Por ejemplo el software libre, que escapa a la lógica de la “caja negra” -el no saber cómo funcionan las cosas- sobre la cual se sustenta el capitalismo contemporáneo.

– La confianza entre las personas es la condición de posibilidad de ese otro mundo posible.

Encontrarnos con El maizal fue ver de cerca que hay quienes están construyendo hoy, la posibilidad de un futuro distinto. Más digno, más justo, más igualitario, más humano.

Sara Guitelman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *